4 de junio de 2009

El clavario de las víctimas del Metro

43 muertos + 47 heridos = 0 culpables

El próximo 3 de julio se cumplen tres años del accidente de Metro de la calle Jesús de Valencia. Muchos habrán olvidado lo que pasó aquella fatal mañana de julio, en vispera de una polémica visita del Papa Benedicto XVI, organizada por Generalitat y Ayuntamiento, por todo lo alto y sin escatimar recursos. Que sin embargo, sí se negaron para acondicionar la Línea 1 de MetroValencia: con tan solo unos pocos miles de euros (unos 6.000€ es el coste de ese sistema de frenado llamado balizas), se hubiera podido evitar la muerte de 43 personas inocentes, las secuelas a otro 47 heridos y un largo reguero de sufrimiento para los familiares y allegados.

En víspera de ese acto de conmemoración, la Asociación Víctimas del Metro-3J había hecho expresa petición al Ayto de Valencia de montar megafonía en la Plaza de la Virgen, para un concierto y los parlamentos de los asistentes al acto de recuerdo. Pues bien (es decir mal...!), parece que la Policía Local haya emitido un informe negativo por las posibles molestias que pueda causar [sic!] la megafonía y eso ha permitido a la Alcaldesa de Valencia Rita Barberá de momento denegar el permiso. Una muestra más de la indignidad de Rita Barberá: una bofetada deshumana al dolor de estas familias que no reciben el merecido consuelo por parte de las administraciones públicas gobernadas por el PP.

No nos deberíamos extrañar (pero sí indignar y cabrear!). El poco o nulo apoyo que ha recibido la Asociación Victimas 3 de Julio por parte de Ayto de Valencia y de la Generalitat ha sido constante e indigno en todo estos años. A partir de los primeros momentos de la tragedia, quedó claro la incomodidad de los dirigentes del PP, que sabían de sobra que la culpa de lo que había pasado se podía atribuir a la desidia e incapacidad de FGV y de la Conselleria de Infraestructuras de garantizar la seguridad del Metro. Los últimos 3 años han sido un calvario para los familiares de los que perdieron la vida y de los heridos que todavía tienen secuelas físicas y psicológicas, sin que se haya hecho justicia y hayan sido condenados los responsables reales del accidente de Metro más graves de la historia de España.

La vergonzosa negación del uso de la megafonía (insisto que momentanea, y que seguro que al final la autorizarán por el revuelo que se está armando...) pone de manifiesto el desprecio de la Alcaldesa Rita Barberá hacia estos ciudadanos valencianos, que han pasado por un experiencia tan trágica y dolorosa, y que no obstante tienen que aguantar este trato discriminatorio indigno de un estado democrático.

Esta circunstancias es más deleznables aún si se tiene en cuenta la barra libre que tienen todo tipo de manifestaciones públicas y fiestas (desde los bailes regionales, procesiones hasta las fallas), que utilizan la megafonía y que ocupan las plazas y calles de la ciudad, en ocasiones sin respetar el derecho al descanso y las molestias que ocasionen a los ciudadanos.

Se trata pues de una censura en plena regla, que ELS VERDS Esquerra Ecologista Valencia rechazamos de plano: la hipocresía culpable de un presunto informe negativo de la Policía Local, por las molestias que pueda ocasionar. En realidad, lo que pone de manifiesto es el resquemor que tiene el PP con los que denuncian las verdaderas causas y los culpables de la tragedia, para intentar evitar que se escuche alto y claro el grito de dolor que emiten los que tienen la herida todavía sangrante.

3 comentarios:

Pilt Rafa dijo...

El meu suport més profund cap a les víctimes.

Intolerable parlar de les molèsties, quan, per exemple, degut a cert mitin de cert pp (partit polític), la vesprada d'abans d'ahir les Gran Vies varen col.lapsar-se amb decenes d'autobusos aparcats als carril bus, custodiats (que no multats) per la Policia Local.

Vaig fer unes quantes fotos, pel dret al "pataleo".

Salut!

Giuseppe Grezzi dijo...

No es exagerado decir que junto a los muertos del Metro (y con los heridos y familias de todos ellos) se ha enterrado también a la democracia!

Las actitudes autoritarias y el menosprecio absoluto son parte de la concepción del poder que tienen los del PP: consideran a los ciudadanos como subdidos que tienen que estar sujetos a ellos, a sus intereses y a sus caprichos, y que si no acatan ya saben a lo que se tienen que atener...

Ya es hora que les demos su merecido, que no ceguemos hasta haberlos remocidos de sus inmerecido asientos de mando.

Pd: oye Rafa, porque no me pasas alguna de esas fotos? A ver si las mueve en la prensa y denuncia los privilegos y la doble vara de medir de estos sinvergüenza!

Pilt Rafa dijo...

OStras Giuseppe, no te había leído.

Tengo un par de ellas, no están muy allá, te las envío en breve.