8 de abril de 2014

"Grezzi no tenía derecho a recurrir"

 

El severo castigo impuesto por la justicia a la alcadesa Barberá, por vulnerar mi derecho a la libertad de expresión, amparado por el artículo 20 de la Costitución, no parece correctivo suficiente para que cese en sus intentos de acallar las voces discrepantes. En un huida hacia adelante, digna de su desprecio por las reglas democráticas, el pasado 28 de marzo, en el Pleno del Ayuntamirnto, la alcaldesa anunció que recurrirá la condena impuesta. ¿El motivo? Qué según ella la Moció de Reprobación "es un acto político que Grezzi no tenía derecho a recurrir". Vaya...

Parece que a la señora Barberá, en su horizonte de alcaldesa menguante, no le importe terminar su recorrido político con una indecorosa jubilación forzosa: presa del pánico a la estrepitosa caída, parece atenazada en sus permanentes contradicciones. Igual homenajea a Suárez por su papel de "arquitecto de la democracia", que censura el legítimo y democrático derecho al amparo judicial, frente a una flagrante violación del derecho constitucional a la libertad de expresión. Un derecho que la sentencia confirma y defiende de forma ejemplar, confirmando que sí tenía derecho a recurrir!

 La dureza de la sentencia, seguida de un demoledor informe del fiscal, debería haber sido suficiente para que la alcaldesa Barberá tuviera la decencia de cesar en sus intentos persecutorios. Aunque solo fuera para dejar de envilecer las instituciones con sus actuaciones autoritarias, impropias de un estado de derecho.

Pero, lamentablemente, la alcadesa no da un paso atrás. De modo que tendré que esperar a ver sobre qué bases plantea el recurso el abogado del Ayuntamiento: un funcionario público que pagamos todos los valencianos, que en este como en otros casos, dedicará sus horas de trabajo y sus esfuerzos al servicio de la teoría persecutoria de Rita Barberá.

De la caja común de todos los valencianos, seguirán saliendo los costes de las minutas y las costas del juicio: todo un ejemplo de confusión entre la gestión de la cosa pública y los intereses partidistas y particulares.  

Me consta que la alcaldesa tiene un mosqueo considerable con este abogado y con el mismísimo Secretario General del Pleno, a cuenta de la infumable y chapucera moción de reprobación. Quizás, deberían haber cuidado el buen nombre del Ayuntamiento de València, activando los filtros oportunos, para impedir que esa moción claramente ilegal no llegara siquiera a aparecer en el Orden del Día del Pleno del 26 de abril 2013. Sin embargo, se plegaron a las exigencias de la alcadesa y de sus 19 palmeros, por encima de los intereses y el buen nombre de la institución pública.

Y todo esto, mientras su pretendido llamamiento al decoro y respeto hacia las instituciones públicas, no parece atañer a los concejales del PP. Pues eso y no otra cosa, se desprende del silencio cómplice de la alcaldesa Barberá, frente a los exabruptos homófobos del concejal Senent, que en el Pleno Muncipal hizo gala de "no tener desviaciones homosexuales".

Así como el apoyo sin fisuras que la señora Barberá brindó al concejal Novo, cazado mientras conducía beodo su Audi por las calles de València. En ese caso la alcaldesa desplegó su escudo protector, para amparar a Novo de la "novela que se ha montado" de quienes denunciábamos la actitud irresponsable del concejal de Urbanismo, por el positivo por exceso de alcohol. Ni condena política, ni reprimenda pública por dejar en mal lugar al Ayuntamiento de València, ni por supuesto retirada de la confianza. Haciendo oídos sordos a los llamamientos de Stop Accidentes, que afirmaba tajante que "No hay excusas, Alfonso Novo tuvo suerte de no cruzarse con nadie".
Todo un ejemplo de rigor y coherencia!

7 de marzo de 2014

#RojaAFabra


Esta tarde, a partir de las 19h, la plaza de la Virgen se llenará de cartulinas rojas al #MoniatoFabra para expresar un ¡Ya Basta!.

Las elecciones anticipadas son inaplazables, ante la pudredumbre generalizada y la incapacidad manifiesta del gobierno de PP de hacer frente a la profunda crisis social, moral y política que padecemos.

5 de marzo de 2014

Un Litoral per al Poble: convocatoria ciudadana 9 de marzo #CucdeLlum


El próximo 9 de marzo la Plataforma Litoral per al Poble convoca a una gran fiesta de la ciudadanía, para recuperar los espacios públicos que nos han sido arrebatados por intereses económicos y especulativos de una minoría voraz, con el consentimiento cómplice de las administraciones públicas ahora gobernadas por el PP.

La acción consistirá en la toma simbólica del "Cuc de Llum", una pasarela peatonal construida con el dinero de todos, para que se usara durante los pocos días de las pruebas de F1, y que nunca más se ha vuelto a abrir. La consecuencia visible es la falta de uso y mantenimiento, que está provocando el detorioro paulatino e inexorable de su estrucutura. La invisible, la incomunicación que padecen los vecinos y vecinas del barrio de Natzaret con el Grao y el resto de la ciudad. Una inacesibilidad que se añade al aislamiento y abandono que historicamente padece el barrio litoral.

La convocatoria del sábado es solo una de las muchas iniciativay reflexiones que la Plataforma Un Litoral per al Poble, integrada por asociaciones de vecinos de los barrios marítimos y otros colectivos que trabajan en ellos, tiene previsto realizar para según sus palabras "començar a donar solucions reals i sostenibles als problemes del litoral marítim-portuari de València".

Es muy importante que esta primera acción, en la cual vienen trabajando desde hace muchas semanas, tengan el apoyo del resto de asociaciones, colectivos, ciudadanía, partidos políticos y de todas aquellas persona que estimamos València, y que nos duele el corazón de ver en que estado la han dejado las políticas regresivas de la alcaldesa menguante Rita Barberá.

4 de marzo de 2014

Las bromas de Barberá con las agresiones fiscales de Cristóbal Montoro son un insulto

A la alcaldesa Barberá le puede más el cariño a su partido que a los valencianos y a la ciudad de València. Sus constantes enfrentamientos con el gobierno anterior, con tonos plañideros y víctimistas, en el fondo respondían a sus constantes deseos de enfrentar al PP con el PSOE. Que provocaban, en más de una ocasión, que la víctima sacrifical de ese muro contra muro fuera nuestra ciudad, que se beneficiaba en poco o nada de la falta de entendimiento de las adimistraciones locales y central.

Pues, con el ascenso en el poder de su jefe de fila Rajoy, cabía esperar que hubiera un mejor entendimiento, en línea con el partidismo del PP a la hora de gestionar la cosa pública. Ilusos que somos! A medida que la pérdida de liderazgo de la alcaldesa menguante, se hacía cada vez más acusado e imparable, menos atención y mimos hemos estado recibiendo del gobierno.

La soledad de la alcadesa se ha ido acentuando a medida que su nombre aparecía en los papeles de los escándalos de #corruPPción de EMARSA, de Nóos, de la visita del Papa. Y paralelamente se hundían las expectativas falsamente alimentadas por las huestes valencianas "Cuando gobierne Rajoy, todo cambiará, ya vereis qué bien nos tratará el gran líder espiritual que levantará España...".

Todo lo contrario! Ni Parque Central ni túnel pasante ni enterramiento de las vías de la estación central: la alcaldesa "renuncio a ello, ahora no toca", claro y meridiana la alcadesa...Si es que ahora les toca a Murcia, Vigo y no se sabe que otra ciudad. València solo ha esperado 20 años!

La deuda de 391 millones del Consorcio de la Marina? Deudaqué? "Que no, que pedir la condonación de la deuda contraida con el ICO sería un fraude de ley, eso no se puede hacer..." Oiga, que las Olimpiadas de Barcelona, las Expo de Sevilla y Zaragoza las pagó el gobierno central. Mutis!

El IVA a las fallas? "Estamos en un momento muy difícil, tenemos que arrimar el hombro, las fallas tienen que colaborar, apretarse el cinturón como todos...". El diputado de Compromís Joan Baldoví presentó en la comisión de Cultura del Congreso una propuesta para rebajar el IVA cultural a les Falles, pero "es que no toca, no está muy claro, es oportunismo política, política circense...". Total, voto en contra del PP y a otra cosa mariposa...! Finalmente, en una pirueta populista, la alcadesa se apuntó el tanto de una rebaja al 10%, por los pelos y de forma torticera.

Polítca circense, decía la alcadesa. Claro, es más serio mofarse de todos los valencianos con sus chanzas con el ninot de Montoro!

1 de marzo de 2014

El concejal Novo, ebrio y saltándose semáforos en rojo...#VivaElVino

Según han reportado los periódicos, el viernes 21 de febrero por la noche, agentes de la policía local de València interceptaron un vehículo conducido por el concejal Alfonso Novo, después de que se saltara un semáforo en rojo en la calle Jaume Roig de Valencia. Los agentes le pidieron que se identificara, pero el señor Novo conducía desprovisto de documentación identificativa, e intentó que le identificaran afirmando que era "el concejal del Ayuntamiento de València Alfonso Novo". "No sé quién es", contestó cortante el policía, según las mismas fuente periodística.

Los agentes requirieron a otra patrulla que se personara con un etilímetro digital, para realizarle la prueba de alcoholemia, que dio un resultado de 0,62 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, muy por encima del límite de 0,25. Según esas mismas informaciones, los agentes trasladaron en un coche patrulla al concejal Novo a la Central de la Policía Local, para que se le realizara una segunda prueba. Esta vez con un etilómetro evidencial, para confirmar las muestras obtenidas con el etilómetro digital. Hay que tener en cuenta que el límite entre infracción administrativa y delito penal está en 0,60 miligramos.

Al parece la segunda prueba se demoró unas dos horas, antes de que finalmente se le realizara. Fuentes policiales se apresuraron a señalar que la segunda prueba de alcoholemia se retrasó “por circunstancias del servicio”, según las textuales palabras reportadas por la prensa.

Las pruebas evidenciales que entonces se le practicaron al señor Novo, dieron como resultado 0,51 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Diez minutos después le repitieron el test, como contempla la normativa, y el resultado fue de 0,50. Qué suerte!

Resulta un tanto extraño que la prueba evidencial se deba realizar en la Central de Policía, por que el tiempo transcurrido podría, de alguna manera, alterar los resultados reales de la tasa de alcoholemia del infractor, en el momento de la conducción. Pero resulta aún más extraño que al concejal Novo se le practicara la prueba evidencial con más de 2 horas de retraso, un tiempo que está muy por encima de los 10-20 minutos que por norma deberían transcurrir.

Si la policía local carece de los instrumentales necesarios para realizar las pruebas de alcoholemia en situ, y debe trasladar a todos los infractores a la Central, entonces no haría otra cosa! Si además actúa con todos los conductores, con el retraso con el cual ha beneficiado al concejal Novo, entonces los controles terminan por ser cuanto menos ineficaces. Por no decir algo peor...

Finalmente, las excusa de mal pagador del concejal Novo resultan ser un tanto ofensivas, así como lo de aferrarse al cargo sin tener la valentía y la decencia, de presentar sus dimisiones irrevocables, por su comportamiento de la máxima gravedad. Es muy fácil disfrutar de los privilegios del cargo sin querer asumir las cargas de responsabilidad que comporta!

La presidenta de Stop Accidentes lo ha resumido a la perfección: "A mí no me parece ninguna novela, me parece un hecho muy grave", en referencia a las palabras indecentemente frívolas de Rita Barberá. Por que según Ana Novella "hay muchas víctimas de accidentes de tráfico por conductores bebidos, el concejal tuvo suerte porque nadie se cruzó con él y no tuvo que lamentar ningún suceso. No hay excusas".

26 de febrero de 2014

25 de febrero de 2014

Una extraña visita policial

En la tarde de ayer, dos mujeres vestidas con chandal y zapatillas se presentaron en mi casa. Se identificaron como policías nacionales, una de ellas me mostró la placa.
"Estamos investigando un tema de ruidos en esta finca, es usted el administrador?", me preguntó. "No, no lo soy, vivo aquí en alquiler, desde no hace mucho..." fue mi respuesta.

"No sabe quién es el administrador?" inquirió la misma.
"No estoy seguro, creo que la señora del piso de abajo. Han probado a llamar a su timbre?"
"Sí, pero no contesta nadie...", rebatió la misma agente.
Después de un momento de silencio pregunté "Una curiosidad, por qué han llamado a esta puerta? El ruido tiene que ver con este piso?".
Las dos, casi al unísono "No, no que va...hemos llamado a varios timbres y solo nos ha contestado usted. Decía, desde cuándo vive aquí...?", siguieron preguntando.
"Desde hace poco, ya se lo he dicho..."., contesté un tanto sorprendido por la reiteración de la pregunta.
"Bueno, muchas gracias, ya intentaremos otro día para hablar con el administrador..."
"De nada, hasta luego..."
Y así dimos por terminada la conversación, que no duró más de 5 minutos.

Pero, había algo que no cuadraba.
Será la pinta de chandaleras, serán las insistentes preguntas, será por un extraño cosquilleo detrás de la nuca...
Total que bajé al piso de bajo y llamé al timbre.
"Quién es?", se oyó la voz de la vecina. Sorpresa mayúscula! Me quedé unos segundos paralizado, al fin contesté, indeciso "Soy Giuseppe, el vecino de arriba"
"Sí claro, un segundo...".
Dos o tres  giro de llaves después, se asoma la vecina "Qué hay, Giuseppe?"
"Nada importante...verás, hace un momento han llamado a mi puerta unas policías nacionales preguntando por una cuestión de ruido en esta finca..." Y así le conté lo que había pasado.
"Hay una cosa curiosa, han dicho que habían llamado a este piso, pero que no había habido respuesta: tú estabas en casa, verdad?"
"Sí sí, toda la tarde, no me he movido de aquí..." confirmo la vecina.
"Pues, es todo muy me extraño", le comenté. "Ya veremos que hay de todo esto. Muchas gracias", rematé despindiéndome.

Desde luego, hay algo muy extraño en esta inesperada visita policial. Empezando por las pintas de las  dos policías, y rematando con que la vecina sí que estaba en casa!

Qué estarían buscando? Estaban haciendo algún tipo de reconocimiento? Es esa la forma de proceder de la nacional? O es una iniciativa personal de las dos policías, al margen de su horario de trabajo? Si fuera así, con qué fines? Es eso legal? Y cómo averiguarlo?

Muchas preguntas, sin embargo pocas certezas y aún menos confianza en los métodos poco ortodoxos, de unos cuerpos de policías que han demostrado en sobradas ocasiones, una falta de escrupulosidad en seguir los cauces democráticos de un estado de derecho.

Seguiremos investigando!