27 de febrero de 2015

El río como símbolo

Las regidoras Lourdes Bernal y Cristóbal Grau inaugurando el primer tramo de la pista. ¿Los inaugurarán todos cada 500 metros?
Un amigo runner me comenta que ayer por la mañana, en su salida diaria por el parque del viejo cauce del río Turia, se acercó a probar la nueva pista "dedicada a las corredoras", costeada por la fundación del empresario Juan Roig e inaugurada anteayer por al menos dos concejales del equipo de Rita Barberá a pesar de tratarse tan solo de un par de centenares de metros de los más de 5.000 que tendrá cuando esté completada, más allá de la elecciones del próximo mes de mayo. Según me ha contado, aunque el acceso estaba cortado por una valla (¿pero no estaba ya inaugurada?) eso no le supuso ningún impedimento acceder para trotar sobre la pista, y tampoco a unas cuantas señoras mayores que paseaban sobre ella y no menos de cinco o seis ciclistas, en los apenas tres minutos que estuvo allí.

"¿Qué se creían los que idearon esto, que la gente que bajamos a disfrutar respetuosamente del parque vamos a estar pensando si esta calle es de ciclistas, aquella de runners o la otra de jubilados? ¿Quién puede ser tan cuadriculado? Sin duda alguien que no ha pisado nunca un parque", me comentaba mi amigo en un tono que mezclaba risa e indignación. Y no le faltaba razón, porque la instalación de la pista de Juan Roig en el río es el último ejemplo de cómo Rita Barberá entiende y ha ejercido su política en la ciudad de Valencia. Por un lado dejando lo público (el parque) al servicio de los intereses privados (los de un Juan Roig que en lugar de estas obras de caridad que nadie le ha pedido haría un mayor servicio a los valencianos vendiendo en sus supermercados productos de l'horta, en lugar de los de invernadero de vaya usted a saber dónde, por poner un solo ejemplo), quien sabe si en agradecimiento a sus aportaciones económicas al Partido Popular —ya sean en A o en B— o como un simple compadreo a cambio de un poar de dry gins Hacendado.

18 de febrero de 2015

Los mercados municipales, del boato al relato

Una imagen del mercado, por el gran Tono Giménez.
Ayer por la mañana muchas vecinas del Grao y de Valencia en general se desayunarían con una interesante noticia: la paralización del mercado "gourmet" del Grao ante el hecho de que ninguna empresa privada se haya presentado a la oferta del Ayuntamiento para ejecutarlo y gestionarlo. Contado así puede parecer un accidente, una idea "original" que no ha fructificado, pero lo cierto es que, si se entra al detalle, la noticia es la constatación del último crimen, uno más, cometido por Rita Barberá con el objetivo de beneficiar a algunos pocos en detrimento de toda la ciudad.

La historia, en cualquier caso, es sencilla. En el Grao de Valencia, en un entorno privilegiado, rodeado de edificios que sobrevivieron a los bombardeos fascistas al puerto de la ciudad en la Guerra Civil, se encuentra el hermoso mercado del Grao. Éste daba trabajo a muchas personas y llenaba de vida al barrio de una manera modesta. Sin embargo, con la Copa América a la vista y la burbuja inmobiliaria en plena expansión, el espacio era un suculento bocado que ofrecer a algún amigo del PP. Sin embargo había un obstáculo: sus honrados trabajadores. Por ese motivo, el equipo de Barberá paralizó la subasta de puestos en el mercado, de manera que, a medida que se jubilaran las comerciantes, los puestos se fueran cerrando, y así la oferta del mercado se fuera deteriorando, lo hiciera a la par su atractivo, y finalmente se pudiera justificar su venta.

2 de febrero de 2015

Moltes gràcies per la vostra confiança

El dissabte passat va terminar, amb la votació presencial, l'apassionant procés d'elecció primàries de candidates a les llistes de Compromís per a municipals i autonòmiques. A la ciutat de València, com sabreu, s'havien presentat 21 candidats i candidates per estar en la llista amb el candidat alcalde Joan Ribó.

Gràcies al suport de moltíssimes persones al llarg de la campanya i després durant el procés de votació, vaig ser escollit el 4º més votat de la llista amb 594,97 punts:



29 de enero de 2015

Mi propuesta de ciudad (13): Medidas para que música y teatro vuelvan a tomar València

Gilbertástico en concierto en el Bar Tulsa
durante el ciclo Aperitiver de la revista cultural Verlanga

En multitud de ocasiones se dice que València es tierra de músicos, por eso tenemos que tomar medidas para que eso sea una sólida realidad y no se quede en un dicho. Por que la música, ya participemos de ella como músicos o como aficionados, es un ingrediente cultural fundamental para la sociedad culta e inquieta que queremos, y hay que devolverla a la ciudad.

Las bandas de música, de todos los estilos, tienen que disponer de locales donde poder tocar a horas razonables y sin que les suponga un desembolso añadido, y de la misma manera los jóvenes han de disponer de esta oferta de ocio, alternativa a la pasividad y la alienación que querrían para ellos determinados intereses.

23 de enero de 2015

Mi propuesta de ciudad (12): Me comprometo a hacer pagar personalmente a Barberá la factura judicial del expolio del Cabanyal

La reciente resolución de la Sala Tercera del Supremo, condenando al Ayuntamiento de València a pagar 2.000 euros de costas por el “desistimiento tardío en el proceso iniciado a raíz de el último recurso municipal sobre el plan de El Cabanyal, una vez que ya estaba señalado día para votación y fallo”, constituye otro escandaloso gasto que las valencianas han tenido que abonar para satisfacer la obsesión destructiva de la alcaldesa Barberá contra los vecinos y el patrimonio de El Cabanyal.

La sentencia del Tribunal Supremo del pasado 23 de junio, que desestimaba el recurso de la Generalitat contra la Orden Ministerial que protegía el Cabanyal del expolio puso punto y final al largo y tortuoso recorrido judicial del proyecto urbanístico y especulativo de prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez.

21 de enero de 2015

Mi propuesta de ciudad (11): Proteger el comercio local derogando la apertura dominical de los centros comerciales

Si soy concejal en el próximo gobierno del ayuntamiento de Valencia, tengo el firme compromiso de que se reinstaure la no apertura comercial los domingos en Valencia, que sólo ha generado precarización laboral en las grandes superficies y arruinado al pequeño comercio. De esta manera la apertura todos los domingos, adoptada mediante la triquiñuela de las zonas turísticas, ya no será efectiva en Valencia.

Esta decisión meditada, que se basa en multitud de informes negativos, se adoptará por razones muy sencillas. Si a la ciudadanía se le da a elegir entre tener un trabajo digno, un barrio vivo pero no poder comprar los domingos, y poder comprar los domingos aunque eso suponga vivir en un barrio muerto y tener un trabajo más precario o perderlo, la ciudadanía no tiene dudas: prefiere la dignidad laboral y de sus barrios y dejar de poder comprar el día de la semana que universalmente se dedica al descanso y la familia.

18 de enero de 2015

Gamonal: he recurrido en los juzgados la sanción de Del. del Gobierno por participar en la Mani del 17 de enero de 2014

La manifestación a su paso por la plaza de la Virgen (foto José Jordán

Hace justo un año, el pasado 17 enero de 2014, colectivos sociales de la ciudad de València promovieron una manifestación de apoyo a la lucha de los vecinos del barrio burgalés de Gamonal, contra la corrupción y la especulación urbanística que promovía el alcalde del PP. Una lucha ejemplar que recibió el apoyo de muchísima gente en toda España.

Me sumé con entusiasmo a las numerosísimas muestras de solidaridad, asistiendo a la manifestación como centenares de valencianos, a título personal, pero dos meses después, junto con el activista Javier Terrádez 'Jota', y otras cuatro personas, fuimos acusados y multados "arbitraria e indiscriminadamente". Eso sí en ningún momento fuimos identificados ni parados por los agentes de la policía nacional: se pone de manifiesto el estado de indefensión que padecemos, que evidencia además que la policía me tiene fichado por "el mero hecho de ejercer el legítimo derecho de participar en manifestaciones y movimientos sociales".