1 de abril de 2009

TERRAS MÍTICAS, MUNDOS ILUSORIOS

La crisis, la dichosa crisis...

Como ha podido ser, qué ha pasado? Cuando todo parecía ir de la mejor manera: los billetes de 500 se deslizaban come el aceite, suaves de mano en mano; las recalificaciones y los proyectos urbanísticos se aprobaban con facilidad sorprendente; los eventos emblemático se sucedían uno tras otros, por envidia de los izquierdistas nacionalistas y ecologistas; la pujante Florida española, esa tierra del bienestar, del solyplaya, de las oportunidades para todos, pero más de algunos pocos. Cuando todo eso se había logrado por parte de nuestros muníficos gobernantes con visión de futuro, va la crisis y lo estropea todo. Las ilusiones invertidas, los sueños de grandiosidad, los castillos de naipes, las quimeras: ahora todo se ha venido abajo, todo ha terminado al repleto cajón de los proyectos inacabados, de lo que hubiera podido ser y que por mala suerte no fue...

Al igual que Terra Mítica: postizo territorio, teatro de la codicia y de la corruptela más que de la imaginación; extraordinaria representación farsesca de las monstruosidades que se pueden cometer cuando la manía de grandeza va acompañada de la falta de escrúpulos y de la deshonestidad ramplona; la niña de los ojos del cartagenero, ese personaje estrafalario pero tremendamente eficaz y conseguidor, que responde al nombre de Eduardo Zaplana (un angelito de la guarda, si lo comparamos con los herederos...), a punto de echar el cerrojo sobre una década larga de fracasos y de quema descontrolada de caudales públicos. Al igual que ese parque de las atracciones perdido en el desierto del interior de Benidorm, un final indecoroso apostilla la bochornosa historia de Mundo Ilusión. Un aborto en plena regla, la eutanasia de un engendro parido por ese Capo dei Capi que se oculta detrás de sus bifocales negras, y que sigue reinando sobre la Plana como Al Capone lo hacía sobre el Chicago de los años '30

Exprimidas las ubres de los recursos públicos hasta la última gota, que ahora son infectas y secas, sin curación posible y a punto de perecer, se ha pensado bien sacrificar la criatura para impedir que sufra... Pero no desesperemos, las crías han sido alimentadas de la mejor manera, han chupado bien de las mamellas y han engordado incluso más de lo necesario. No importa, había que acumular energía .suficiente, abastecerse del alimento necesario para encarar los siguientes retos: queda mucho por hacer y las provisiones puestas a buen recaudo vendrán muy bien. Carlos Fabra y el PP, como lo han venido haciendo hasta ahora, con el buenhacer que ha caracterizado todos estos años de gobierno ejemplar, sabrán hacer el mejor uso de los importantes caudales público que han acumulado.

De momento las Ilusiones Míticas han desvanecido, como por arte de magia ha desaparecido. Las burbujas resplandecientes con sus reflejos dorados se han pinchado y nos nos alegran con sus revoloteos en el aire. La fiesta parece llegar a su fin, las luces se apagan, la música emite sus últimas notas, las voces se alejan...

1 comentario:

Makelelejuas dijo...

Te invito a escuchar mi música:

http://www.renzosinisi.blogspot.com

Saludos!