2 de julio de 2010

Los sospechosos desconocimientos del concejal Bellver


El Concejal de Urbanismo del Ayto de Valencia Jorge Bellever ha dado muchas pruebas de conocer muchas cosas. Esa es la impresión que se recaba al escuchar o leer sus declaraciones, así como la seguridad de sus respuestas en un espacio dedicado a las preguntas ciudadanas que semanalmente le dedica una importante radio local.

El concejal Bellver demuestra una confianza y una capacidad de despejar dudas o de atacar a los comunes mortales que osan poner en duda sus palabras. Resulta incluso más informado de las cosas nefastas que a su intender hacen sus adversarios (muchos y diversos, parece...) que de las decisiones que toman él y los miembros del gobierno municipal. Buena prueba de ello son las declaraciones que ha tenido que realizar como imputado, a raíz de una denuncia de Cercle Obert de Benicalap, por desproteger el Jardín de Monforte, un Bien de Interés Cultural desde los años cuarenta, en la costrucción de un aparcamiento subterráneo adyacente.

El concejal Bellver "desconocía" la protección del Jardín de Monforte, ya que a su entender él no tiene porque saber cuáles son los vínculos patrimoniales que preservan a este o otros patrimonios valencianos. "Me he limitado a firmar lo que decían los informes del secretario municipal y de los técnicos", ha añadido intentando con desespero despejar las dudas (mientras involucra a los técnicos, que a estas horas deberían estar replanteandose su apoyo al concejal...). Un alarde de sinceridad? Lo dudamos, a tenor del desparpajo y el triunfalismo del que hace gala el señor Bellver.

Nos encontramos desde luego con otro capítulo más de lo que podríamos definir como política de hechos consumados, esa forma de gobernar al límite de la legalidad, marca de la casa del Gobierno de Rita Baberá. Casi siempre para favorecer los interese económicos de grupos y personas íntimas, que se enriquecen con el favor del PP en contra de los ciudadanos. Esta política se apoyaba en tres pilares básicos: el primero, el abuso de la mayoría absoluta, eso es del poder ejecutivo; el segundo, la constatación (que empieza a presentar las primeras grietas...) de que la oposición y la ciudadanía estaban desmovilizados; el tercero, una magistratura tímida (algunas veces, o bastante según se mire, cómplice por pertenecer al mismo bloque sociológico), en todo caso aquejada de lentitud y falta de medios.

Todo y que el abuso de mayoría absoluta del PP es ya patológico, las otras dos patas de ese teorema imperfecto empiezan a mostrar signos evidentes de inestabilidad. La puntilla la están dando el despertar ciudadano lento pero imparable, la creación de plataformas políticas como Compromís, y que por fin la judicatura ejerza su función de control del cumplimiento de las leyes.
El concejal Bellver haría bien en recobrar "el conocimiento"!

*Publicado a L'Informatiu, El País, Cartelera Turia

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente reflexión... Evidentemente el Sr. Bellver nunca ha perdido la memoria y es muy consciente de sus "olvidos", maxime cuando es licenciado en Geografía e Historia, además de llevar muchos años de concejal en el Ayuntamiento de Valencia. El que debe explicarnos cómo es posible que no tenga técnicos y asesores cualificados que le informen, que le asesoren con mesura, sobre cuestiones triviales y básicas a la hora de acometer ciertas obras de envergadura... También convendría que nos explicase alguna vez cómo ignora mandatos legales de obligado cumplimiento con tanta facilidad... Hay muchas cuestiones que le podríamos formular, pero dudo que el Concejal de Urbanismo quiera o pueda responder.

Cercle Obert de Benicalap

Antonio dijo...

Excelente reflexión... Evidentemente el Sr. Bellver nunca ha perdido la memoria y es muy consciente de sus "olvidos", maxime cuando es licenciado en Geografía e Historia, además de llevar muchos años de concejal en el Ayuntamiento de Valencia. El que debe explicarnos cómo es posible que no tenga técnicos y asesores cualificados que le informen, que le asesoren con mesura, sobre cuestiones triviales y básicas a la hora de acometer ciertas obras de envergadura... También convendría que nos explicase alguna vez cómo ignora mandatos legales de obligado cumplimiento con tanta facilidad... Hay muchas cuestiones que le podríamos formular, pero dudo que el Concejal de Urbanismo quiera o pueda responder.

Cercle Obert de Benicalap

Giuseppe Grezzi dijo...

Antonio, gracias por tu interés y comentarios a mi artículo. Sin vuestras denuncias, probablemente no habrá visto la luz! :-)

El concejal Bellever ha gozado en estos años de una impunidad total (al igual que sus compañeros de la cúpula dirigida por Rita Barberá!), trufada de soberbia y autoritarismo. Esa actitud, por supuesto, es incompatible con la democracia, uno de cuyos pilares es el control ciudadano y las respuestas a las preguntas de la opinión pública.

Sin embargo, estos personajillos usurpador de la voluntad popular nos confirman que se siente más cómodos ejerciendo un estilo de gobierno pre-democrático y anti-costitucional. Allá ellos, pero no esperen que nos quedemos de brazos cruzados!!!
saludos