10 de febrero de 2009

BERLUSCONI ENSAYA EL GOLPE DE ESTADO

"Ahi serva Italia, di dolore ostello...nave senza cocchiero in gran tempesta, non più donna di provincia ma bordello!"

Vaya por delante de que no toda Italia comulga, ni apoya, vota o piensa come Berlusconi! Sin embargo una parte muy importante (que no me atrevo a llamar mayoritaria), sea por ignorancia o por adhesión convencida, le da su voto de confianza. Es una verdad dolorosa pero incontestable.

Con la diatriba que ha involucrado a Eluana Englaro, en coma desde 17 años y víctima involuntaria de esta maniobra; y sobre todo a la familia, con su inconmensurable dolor por la situación de su hija, Silvio Berlusconi suma el último capítulo de la guerra abierta a todas las Instituciones Democráticas italianas. Que lo haga sobre la piel y el cuerpo postrado de una joven mujer en coma cerebral, ya no sorprende casi a nadie. Las violentas muestras de cinismo, el autoritarismo, el abuso, la corrupción, la explotación y manipulación sistemática, la indignidad, el nulo sentido del ridículo, constituyen una corta e improvisada lista de la práctica cotidiana del ejercicio del poder de este aprendiz de golpista.

La tragedia humana de Eluana era una ocasión demasiado golosa para dejarla pasar. Aprovechándose de la más que probable conmoción de la sociedad italiana, preceptivamente preparada por los preponderantes medios de comunicación afines, ha tomado posición en medio de la escena pública. Lanzando un desafió, en los límites de la legalidad constitucional, a todos los Poderes del Estado de Derecho con la intención de forzar (y poner a prueba) las frágiles costuras de la maltrecha democracia italiana. El Tribunal Supremo falla a favor de la desconección de las maquinas que la mantenían en vida, el Gobierno Berlusconi desacata la decisión con un decreto que prohibe a todos los médicos de desenchufar a Eluana. El Presidente de la República Giorgio Napolitano avisa que no está dispuesto a promulgar ese decreto, Berlusconi desafía a la máxima autoridad del estado con un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar la "Ley Eluana".

De la mano de la Curia Vaticana, que con su intervención profunda y casi sin precedentes en los asuntos internos del Estado Italiano, asume un rol político que no le compite en absoluto, el Primer Ministro Silvio Berlusconi ha infligido otro golpe a la salud democrática de Italia. Unas pruebas generales de golpe de estado incruento, de momento...

Pd: mientras escribía estas febriles líneas, ha llegado la noticia de la muerte de Eluana Englaro. Como si hubiera percibido que ahora era el momento, ahora o nunca, se ha adelantando al Senado Italiano que se aprestaba a aprobar el decreto que la hubiera condenada a la vida artificial ad infinitum.
Que descanse en paz! Y que vayan al infierno a espiar sus penas todos los que han manipulado el sufrimiento de una joven mujer y de su familia: el Vaticano, descorazonado sacerdote de la tortura, negadores de la piedad cristiana; Berlusconi cínico e indigno; los seudo-defensores de la vida que han montado su atroz festín sobre los despojos de Eluana!
Siento un dolor punzante en el pecho, por mi País que baja otro peldaño de la escalera de la vergüenza.

3 comentarios:

MARCO GREZZI dijo...

comentario intachable....bien hecho!!

Bruno dijo...

Gracias Giuseppe por tus posts!

Giuseppe Grezzi dijo...

Muchas gracias a todos vosotros por tener la paciencia de leerme!